Ahora que empieza a estar más cerca la temporada de higos (en España va desde julio hasta septiembre) os traemos la receta de la mermelada de higos, para que la tengáis presente en cuanto empiece la temporada. Esta es la receta con higos pero aquellos que son el fruto de la higuera.

higos para la mermelada

Las mermeladas son la forma bajo la que antiguamente se conservaban las frutas de temporada, ya que la conservación con el azúcar permite que la fruta dure más tiempo y en los tiempos duros con escasez de frutas (o comida que también ha pasado) era posible consumir las vitaminas y nutrientes de la fruta en otoño e invierno. Para hacer la mermelada conviene que la fruta esté muy madura pero no pasada ya que el sabor de la mermelada se puede ver afectado.

Esta receta, igual que la del cus cus, es receta de nuestra amiga francesa Paulette que ya tiene 92 años, junto con algunas otras que traeremos a las páginas de este blog poco a poco.

No os entretengo más y comenzamos con la receta de la mermelada de higos.

Ingredientes para la mermelada de higos

  • 1 kilo de higos que estén bien maduros pero no pasados
  • medio kilo de azúcar
  • un poco de azúcar de vainilla

Cómo se prepara la mermelada de higos

En primer lugar, cortamos los higos en cuartos y los miramos muy bien para ver que no tengan nada extraño (como algún bicho o gusano, aunque si los tienen… ¡más vitaminas tiene la mermelada!).

A continuación, se cuecen en una cazuela todos los higos y el azúcar a fuego muy suave removiendo para evitar que se peguen a la cazuela. Cuando el azúcar esté a punto de hilo, se agrega el azúcar de vainilla y se retira la mezcla del fuego para envasar.

Envasando la mermelada de higos

Los tarros que se utilicen para envasar la mermelada de higos deben estar esterilizados. Para esterilizar los botes se ponen en una olla con agua hirviendo. Para evitar que los tarros al golpeen con el fondo de la olla y se rompan, se pone un paño limpio dentro de la olla, en el fondo, así protegemos los tarros.

Los tarros deben estar más o menos hirviendo un cuarto de hora. Después, se sacan con cuidado de no quemarse y se dejan escurrir en un paño limpio.

Para envasar, se introduce la mermelada de la olla dentro de los tarros, se cierran y se conservan en un sitio fresco y oscuro.

Esta es una forma muy fácil de hacer mermelada de higos y además, es muy económica. Si eres de las personas afortunadas a las que les regalan cajas de higos, aquí tienes una alternativa para conservarlos durante todo el año.

¿Haces mermada de higos? ¡Cuéntanos cómo!

Foto de Manuel (flickr)

[yasr_overall_rating size=”medium”]

Add to Favourites